Tanques de agua para saciar la sed del ITER

Maliaño, 4 de julio de 2018.- Equipos Nucleares S.A., S.M.E

Cuatro tanques más de detritiación de agua han sido entregados a ITER como parte de su sistema de ciclo de combustible. Los componentes fueron resultado de un contrato firmado entre F4E y Equipos Nucleares S.A., S.M.E  para diseñarlos, fabricarlos y entregarlos en Cadarche. Los trabajos para su fabricación duraron aproximadamente dos años.

Dos tanques conocidos como “tanques de almacenamiento”, que miden 7 m3, se usarán para almacenar agua. Otros dos tanques adicionales conocidos como “tanques de alimentación”, que miden 12 m3, se usarán para alimentar el sistema de ciclo de combustible con agua tritiada. Los cuatro tanques se instalarán junto a los seis tanques de detritiación de agua, también fabricados por Ensa en el 2015, siendo los primeros componentes de Europa entregados a ITER. El dispositivo de fusión más grande contará con diez de estos tanques en total para satisfacer las necesidades de su ciclo de combustible.

¿Por qué necesitamos un sistema de detritiación de agua en la planta ITER Tritium? Este sistema, se necesita para recuperar el combustible para utilizarlo de nuevo con el fin de desencadenar una nueva reacción de fusión. Su funcionamiento es el siguiente: primero, los dos isótopos de hidrógeno se suministran a la máquina a través de la planta Tritium; segundo, cuando los dos isótopos alcanzan el núcleo de la máquina, se calientan a temperaturas extremadamente altas para fusionarse y liberar energía; finalmente, el combustible que queda de la reacción de fusión, junto con otros gases, regresa a través de bombas a la planta de Tritio de ITER para recuperar el tritio y usarlo en una reacción futura.

Para Sofía Corino, Responsable de Proyectos Especiales de Ensa perteneciente a la Dirección de Desarrollo de Negocio: “Ensa, en cooperación con su filial, ENWESA, ha sido responsable del diseño y fabricación de los cuatro tanques adicionales de detritiación de agua que formarán parte del sistema de ciclo de combustible de ITER. La experiencia y el compromiso con la innovación de Ensa han sido decisivos para consolidarlo como uno de los principales fabricantes europeos de componentes para el mayor proyecto de energía de fusión”.